Blog

Latest Industry News

El peligro de conducir a bajas revoluciones: puedes romper el motor

Conducir un camión, una furgoneta o cualquier tipo de vehículo es un arte y sobre todo cuando se trata de gastar la menor cantidad de combustible posible.

Conducir con marchas largas para llevar el vehículo a revoluciones más bajas goza de algunos beneficios, aunque si no se utiliza de forma adecuada puede acabar con una rotura
del motor. Lo cual afectará a tu bolsillo.

 

¿Puedes evitar una visita al taller?

 

Si conduces habitualmente a revoluciones muy bajas, probablemente te toque pasar por tu taller de confianza. El  motor generará un esfuerzo interno y una vibración que acabarán transformándose en averías.

El estrés que sufre el motor se manifiesta en forma de exceso de humo, falta de potencia o vibraciones excesivas. Esto es síntoma de un sobreesfuerzo.

Un problema habitual cuando circulas a bajas revoluciones (sobre todo en los motores modernos de diésel) son las averías en los sistemas de contaminación. Con las nuevas pruebas de diagnosis en las ITV pueden suponer un problema.

 

¿Por qué los coches tienen muchas marchas?

 

Cada vez se fabrican cajas de cambio con más relaciones, pero pueden ofrecer un desarrollo tan largo que, incluso en motores no muy grandes, debas bajar un par de relaciones para extraer la mejor aceleración. Estos desarrollos largos buscan minimizar las emisiones y consumos durante su homologación.

 

Los motores pierden potencia con el tiempo

 

Te gustaría que tu motor fuera irrompible, eso seguro, pero los fabricantes se adueñan de las lagunas en la homologación de consumos y eso, unido a circular cerca del ralentí, está causando un problema donde no debería existir.

Un motor turbodiésel trabaja a entre unas 1.500 y 3.000 revoluciones por minuto y uno gasolina turboalimentado entre 2.000 y 3.500. Si circulas aprovechando el par máximo reducirás el consumo y tendrás el empuje necesario para poder acelerar. De este modo, el motor no trabajará en exceso y se mantendrá por debajo de la zona ideal.

 

Uso del cambio manual

 

Cada conductor y cada vehículo tienen unas características específicas, por ello debes circular con el motor a bajas revoluciones solo si conoces a la perfección tu motor y el terreno por el que circulas.

Las marchas largas se pueden utilizar cuando la carga del motor es muy baja como en una pendiente favorable. Si el motor debe soportar una carga excesiva, hay que evitar forzarlo desde muy abajo y reducir el número de marchas hasta que el motor trabaje en su par máximo.

En resumen, no es un problema conducir a bajas revoluciones si se sabe extraer el máximo provecho de esta técnica, pero has de conocer el régimen en el que tu motor trabaja de forma óptima y el desarrollo de la caja de cambio para que puedas ahorrar algo de combustible. El sentido común te orientará sobre cuándo puedes circular al ralentí y cuándo no.

Leave comments

Your email address will not be published.*



You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Back to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Te llamamos GRATIS ^



Gracias! Hemos recibido tu solicitud, te llamaremos lo antes posible. (Llamadas dentro del horario de 9:00 a 19:00h)