Blog

Latest Industry News

Los pasos que debes seguir cuando tienes una avería en la carretera

7A muchos nos ha pasado en alguna ocasión mientras circulábamos por la carretera que se nos ha encendido un piloto del cuadro de mandos que nos avisaba de que el coche había sufrido una avería. Ante esta situación conviene que mantengas la calma, pues te vendrá bien para emprender las acciones que has de completar. En estas circunstancias, hay unos pasos a seguir que te servirán para evitar consecuencias nefastas.

Además de templar los nervios, debes entender desde el primer instante que te hallas en un estado de emergencia. Por eso es fundamental que actives las luces para avisar al resto de conductores de que te encuentras en apuros. De esta forma contribuirás a evitar que se produzcan despistes que puedan conllevar situaciones dramáticas o comprometidas.
Tu prioridad ante tal caso es tratar de salir de la carretera lo antes posible y colocarte en un lugar donde no compliques la circulación y tu integridad y la de los demás conductores de vehículos no corran peligro. Para ello, tu misión será la de detener el coche cuanto antes sin realizar maniobras bruscas.

Si el problema está en los neumáticos, conviene que sujetes con fuerza el volante y no apartes la mirada del asfalto. Levanta el pie del acelerador y pisa el pedal del freno suavemente para que el coche vaya bajando de velocidad hasta detenerse. Sin embargo, si el origen de la avería está en los frenos y no hay manera de que estos respondan, entonces tendrás que echar mano del freno motor.
Prioridad para los vehículos en apuros: salir lo antes posible de la carretera

Ve reduciendo marchas poco a poco hasta que el coche vaya perdiendo velocidad. Si circulas a una velocidad mínima, y solo si se trata de esta circunstancia, puedes utilizar el freno de mano para parar el coche.

Automáticamente, busca una zona como el arcén o un lugar seguro fuera de la vía para dejar el coche, y no te salgas sin haberte colocado el chaleco reflectante. En estos casos es fundamental que el resto de conductores advierta tu presencia con facilidad
y desde una distancia prudente, de lo contrario podrían sucederse acontecimientos no deseados.

A continuación, coloca los triángulos de seguridad a una distancia de unos 50 metros, para que el resto de vehículos pueda percatarse de tu situación con tiempo de sobra para reaccionar. Si la avería se ha producido en una autopista, autovía o carretera secundaria, toda precaución será poca, ya que los coches suelen circular a una velocidad considerable.

En estos casos es importante llevar siempre la documentación en el coche para poder dar parte al seguro automáticamente y utilizar el servicio de asistencia en carretera. Si la avería se produce en ciudad, lo tendrás más fácil para poder llegar hasta tu taller.

Leave comments

Your email address will not be published.*



You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Back to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Te llamamos GRATIS ^



Gracias! Hemos recibido tu solicitud, te llamaremos lo antes posible. (Llamadas dentro del horario de 9:00 a 19:00h)